jueves, 19 de noviembre de 2009

CUENTOS

Los alumnos de 2º A estuvieron escribiendo cuentos. Acá les dejamos una producción de dos alumnas que augura un futuro en la literatura...

Autor/a: Julieta y Leila

En un pueblo muy lejano (no muy lejano) vivía una hermosa doncella, que se llamaba EMA pero su apellido nadie lo sabia. ¿Saben por qué? Porque ella tampoco sabía su apellido y cuando le
preguntaban cuál era ella decía: ¡no seeeeeeeeeee! (por que siempre le preguntan eso).
Ella era muy pero muy buena, cada vez que ve a un pobre le regala 3 monedas de oro de un peso. ¿pero saben por qué? Porque ella tampoco tenia mucho dinero solo tenia monedas de $1 y billetes de $2.
En otro pueblo muy lejano (no muy lejano) vivía un chico llamado Max. Era un chico también muy bueno. Él se estaba bañando y cantando como otro varón no haría, él tampoco lo hacía sólo, lo hacía cuando estaba enamorado y ese día Max estaba enamorado. Max sentía que estaba en las nubes y veía corazones por todas partes ¡Ah! Me olvidaba de contarles de quién estaba enamorado Max. Estaba enamorado de esa tal EMA ¿y saben cómo la conoció? La conoció en su pueblo ¿y saben por qué estaba en ese pueblo? Porque su Mamá le había mandado a recoger manzanas frescas y como en su pueblo no había manzanas y mucho menos frescas le mando a que vaya a otro pueblo a recoger manzanas frescas y ahí vio a EMA también recogiendo manzanas frescas. Max estaba tan admirado por la belleza de EMA que se cayó del árbol al cual estaba trepado.
EMA corrió hacia a él y le preguntó si estaba bien. Max le dijo que estaba de lo mas bien (por que estaba con ella) EMA le preguntó cómo se llamaba y él dijo su nombre. Él como siempre le contestó pero admirado por su belleza y Max le hizo la misma pregunta a ella. EMA le dijo que se llamaba EMA y Max le preguntó si quería ir a su casa a comer. Max la invitó a la noche (porque era la hora de la merienda y no quería pasar vergüenza) y cuando fueron a la casa de Max, EMA y Max se besaron y terminaron casados y tuvieron 25 hijos y se querían matar por tantos hijos que tuvieron, pero vivieron felices para siempre.

Fin ... ¿y saben por qué?